martes, 23 de mayo de 2017

De inventos y otras historias que inspiran…



Gracias a su naturaleza curiosa y creativa, el ser humano ha desarrollado inventos y/o descubrimientos  que han modificado su vida a lo largo del tiempo y revolucionado su futuro. Los primeros tenían relación directa con la forma en que se comunicaba con la naturaleza y la cotidianidad, por lo que estos fueron indudablemente de tipo práctico. Sin embargo, una vez dominado el entorno, su espectro imaginario fue más allá de control de los ríos o el ganado, y se centro en generar bienestar común o satisfacer su curiosidad, por ejemplo: la astronomía y la imprenta se desarrollaron por el sigo IV cambiando la forma en que se concebía el mundo y la información, el acceso a la educación. Y hacía el siglo XVII nos encontramos con uno de los inventos que revolucionaron el transporte y las maquinarias, la creación de James Watt: ¡la máquina a vapor!


                                                  Maquina de vapor de Watt (1767)

Pero fue entre los siglos XVIII-XIX que se desarrolló la percepción que hoy se tiene de la ciencia y la tecnología.  La humanidad, entonces, estaba hambrienta de fama, aventura y creación.  Por lo que,  no es extraño que entre los años 1800-1900 se levantaran voces desde Chile,  gritando con euforia el nacimiento de sus propias invenciones, algunas de ellas incluso alcanzando fama internacional.  

El Steampunk, además de obtener la estética neo-victoriana de esta época, podría fácilmente alimentarse de la gran cantidad de personajes y relatos del imaginario histórico. Perfectamente, podríamos mirar hacia atrás e inspirarnos en elementos que van más allá del estereotipado engranaje y las reutilizadas lámparas de gas. Es por esto, que reflexionando acerca de las líneas de investigación que queremos desarrollar como colectivo, Cetáceo Negro, ha decidido no solo centrarse en la estética literaria que rescata lo victoriano sino que tomar en cuenta la forma en que Chile vivió este momento histórico, realizando un trabajo similar al que hacen los colectivos en E.E.U.U rescatando el Wild West, en  México la revolución Mexicana, en India la cultura y tradición, o en Japón su estética particular. Por lo tanto,  creímos necesario voltear a  propias raíces y descubrir las riquezas que entrega Chile.             

Inventores: 50% ficción / 50% realidad

Nuestro país ha sido considerado como uno de los países latinoamericanos más motivados en el desarrollo de las ciencias, la invención y el descubrimiento. Ya en 1904 El Madrid Científico, revista científica española, haciendo un recuento de nuestra iniciativa en el área,  nos consideraba el próximo Japón Latino, así que hicimos nuestras investigaciones y elegimos un tema que nos pareció[i]
interesante: Submarinos.

En la historia del mundo Steampunk, podemos encontrar submarinos y maquinas acuáticas increíbles, inspiradas en su mayoría por la obra de Julio Verne, que aunque no es propiamente Steampunk, ha servido como base para la creación de tecnología en el mundo steam. Y aunque la mayoría de esos diseños son solo parte de la fantasía, la realidad es que el imaginario narrativo de Verne y otros autores, inspiraron a inventores de todo el mundo a desarrollar sus propios diseños. 

Submarinos chilenos y sueños imposibles: 

En Chile los primeros inventos se registraron con patente desde 1840[ii], pero la mayoría de ellos estaban relacionados a la producción industrial y económica del país. Hasta que en 1889, el nombre del Capitán Manuel Arismendi  se leyó en el Diario Oficial (1889), con la petición de una patente para registrar un submarino.

La historia de Manuel Arismendi está llena de especulaciones y declaraciones malintencionadas, sin embargo, es uno de aquellos personajes dignos de un loco relato Steampunk. Se enlistó en el ejercito como la mayoría de los hombres en su época, pero no batalló hasta casi al final de Guerra del Pacífico. Al terminar el conflicto fue trasladado a Iquique, pero su conducta comenzó a volverse taciturna y reservada. Durante el periodo en que se empeñó en desarrollar su proyecto privado, su personalidad imitaba lo que hoy reconoceríamos como rasgos de un inventor steam estereotipado. El Capitán a cargo de la unidad dónde trabajaba Arismendi, lo recuerda como alguien que se encontraba en un “(…) estado de enajenación mental, próxima al idiotismo (…)” (Sapunar, 2004: 15).Y aunque su personalidad podría haberle restado seriedad ante la sociedad,  su  diseño se dio a conocer como la esperanza de la armada, desde la armada, para llevar a cabo un proyecto tecnológico que había visto demasiados fracasos en aquellas fechas. Lamentablemente, había muchos ojos suspicaces y recelosos observando el avance de su diseño, la verdad es que nunca confiaron demasiado en los conocimientos y la capacidad del Capitán. 

Después de un tiempo, al parecer, Manuel Arismendi no pudo soportar dejar su sueño en las manos de alguien más y desapareció. De un día para otro ni su esposa, compañeros o superiores sabían dónde se encontraba.  Su búsqueda fue infructuosa durante meses, se especulaba que se había vuelto loco y se publicaron varias declaraciones al respecto,  hasta que después de meses de ausencia fue encontrado. El Diario Oficial (1890) relata por medio de una declaración que Arismendi sigue terco en la continuidad de su proyecto, pero no afirma ni refuta las declaraciones anteriores de desaparición. Con el tiempo, sus intentos, sin dinero ni apoyo, nunca dieron frutos. Dado de baja y erradicado en Quillota, Manuel A., termina por renunciar a su sueño y admitir públicamente su derrota.

Por otro lado, fuera de las fuerzas militares, las energías por concretar este proyecto siguieron creciendo, y en  1896 aparece en el Diario Oficial la petición de un joven inventor que aseguraba haber desarrollado el mecanismo que le daría a Chile ventaja militar en uno de los campos más extensos de su territorio: El Océano. Inspirado por los acontecimientos de sus antecesores: Carlos Fach, Gustavo Heyerman y José Huber, este joven profesor estaba seguro de alcanzar lo que ninguno de sus predecesores pudo.   

Domingo Urzúa Cruzat era un profesor de ciencias en el sur de Chile, que en busca de mejores posibilidades se erradicó en Santiago trabajando como colaborador científico del diario La Ley. Su vida transcurría de forma ordinaria, hasta que un día, su petición al director de obras públicas aparece en el diario: La patente para un submarino.

 Su recorrido fue intenso y no estuvo exento de polémicas. Comenzó su trayectoria luchando a través de la prensa con otros inventores por la patente y el reconocimiento. Durante un tiempo se publicó en los diarios de la época esta pequeña guerrilla de dimes y diretes entre intelectuales. Con el paso de las semanas, la batalla se enfrió, pero los ánimos de Cruzat se mantuvieron firmes, y pronto se convirtió en una celebridad desde Iquique al centro del país. Su nombre se escuchó y reprodujo en fiestas y eventos. Se entrevistó y planeo el futuro de su creación con la Armada de Chile que vio con ojos esperanzados la adquisición de este nuevo y único armamento. La élite política lo apoyó en palabra pero nunca económicamente, y fue en el pueblo, en sus seguidores, que encontró fondos para avanzar paso a paso en el desarrollo de su creación.

Cuando recaudó lo suficiente, viajó a Europa y ganó la admiración de inventores y militares en el área, puso a Chile en la boca de la élite intelectual y regresó al país con la esperanza de hacer su sueño realidad, pero la clase política temía, según diarios españoles[iii], el fracaso rotundo de su proyecto. La realidad en el resto de los países que lo habían intentado y fracasado en el proceso influyó en las constantes negativas a su petición, así como los errores fatales de sus antecesores. Chile nunca dio los fondos, no estaba en condiciones, y hasta el fin de sus días Cruzat vivió esperado una oportunidad.

Igual que Domingo C., José María Carrillo extendió su mano para tomar el título del primer creador de un submarino que funcionara en Chile, y aunque no tuvo la popularidad mediática que Urzúa, fue uno de los pocos que sí desarrollo un modelo a escala que funcionó y que fue presentado al propio presidente de la república, en ese entonces German Riesco Errázuriz. Este muchacho español, erradicado en Chile desde los 14 años, a los 27 había dejado su oficio de reparador de pianos, y había apostado por convertirse en un inventor, corría entonces el año 1903. Fue gratamente alabado por la prensa, científicos de la época, políticos y militares por igual, y de la misma manera que lo vivió Cruzat, Carrillo observó con rapidez aquella llama que se había encendido desaparecer lentamente en el anonimato y la oscuridad.  

De los tres inventores nombrados, a pesar de que Cruzat tuvo mucha más fama, personalmente, me impresiona el mecanismo que Carrillo utilizó para materializar su submarino, no porque haya sido más original o práctico, sino porque si leemos con cuidado la descripción, pareciera ser el transporte que encontraríamos en el imaginario estrafalario de algún relato Steampunk. El diario El Siglo (1993), lo describe, como:

“Un pequeño botecito que afecta la forma de un pescado, un verdadero pez espada, cuya proa, de forma cónica, termina en punta. Tiene a ambos lados un par de aletas que, unidad por un sencillo mecanismo al timón o cola, sirven para sumergirlo o sacarlo a flote, según sea necesario aplicarlas. Un mecanismo de relojería, que hace las veces de motor, da movimiento a la hélice que le sirve de propulsor(…) En el centro lleva un mecanismo desconocido hasta ahora, que sirve para mantener el barco a la profundidad que se desee, sin más límite que el que fije la resistencia de la envoltura a la presión atmosférica. Este mecanismo sirve para imprimir a las aletas y al timón un movimiento suave, casi imperceptible. El movimiento de las aletas es vertical y el de la cola o timón vertical y horizontal.” (Sapunar, 2004: 126)

La estructura de relojería y todo el mecanismo hecho a base de engranajes es lo más cercano, fuera de la narrativa,  a un transporte propio de la ficción, así también, cada uno de los hombres nombrados en esta entrada.  A pesar de que no se conoce gran detalle de sus vidas personales o carácter, su contribución, ya sea científica como ficcional, es un aporte histórico que no podemos dejar pasar. Apostaron por un futuro diferente, desafiando la pobreza y sus expectativas. Merecen ser recordados más allá de sus fracasos, y por qué no, usados como inspiración en nuestra narrativa,  inmortalizando para siempre su legado. 


 ____________________________________________________________

Bibliografía:

Krahe, A. (1904)  Un submarino Chileno, Madrid científico. N°468 p. 482.
Quilodrán, H. (12 de Junio 2013) Quillota y los primeros submarinos. El observador. Recuperado de http://www.diarioelobservador.cl/Opinion929-quillota_y_los_primeros_submarinos
S.n (s.f) La propiedad industrial en Chile [versión electrónica]. Santiago, Chile. Memoria Chilena. http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-3663.html
            (6 de marzo 1889) Diario Oficial. Santiago, Chile.
            (1 de abril 1890) EL Mercurio. Valparaíso, Chile. 
(14 de abril 1897) la Ley Diario Radical [Versión Electrónica] Santiago, Chile. 
            (24 de abril 1897) la Ley Diario Radical [Versión Electrónica] Santiago, Chile.

Sapunar Peric (2004) Tres destacados inventores de submarinos en Chile Manuel Arismendi, Domingo Urzúa Cruzat, José María Carrillo.  Pedro Boletín de la Academia de la Historia Naval y Marítima de Chile. Pag. 113 -119




[i]Antes de seguir avanzando queremos hacer una aclaración acerca de la dirección que seguirá este artículo. En esta entrada solo se hablará de aquellos inventores que diseñaron submarinos, pero nunca llegaron a construirlos, a diferencia de personajes como: Carlos Fach, Gustavo Heyerman y José Huber. También aclarar que son aprox. siete personas las que pidieron una patente para submarinos en Chile durante el siglo XIX, según Sapunar (2004)  pero solo los tres nombrados tuvieron atención mediática.  Además, ampliamos el espectro histórico hasta 1920, debido al mecanismo utilizado por José María Carrillo, el cual consideramos cumple con características mecánicas similares a las que nos imaginamos dentro del imaginario steampunk. 
[ii] Se le concedió la primera patente de invención a Andrés Blest en Valparaíso con el título de “Un método para hacer ron en Chile”. 
[iii] Krahe, A. (1904)  Un submarino Chileno, Madrid científico. N°468 p. 482.

jueves, 4 de mayo de 2017

Érase una vez ... ¿Fantasía Steam?


Cuando nos propusimos realizar algunas entradas sobre las diferentes manifestaciones del Steampunk, nunca pensamos que nos encontraríamos con estructuras sostenidas sobre arenas movedizas. Parece que entre más leemos del tema, más comprendemos que existe una ambigüedad increíble entre lo popular y lo académico; incluso algunas de las concepciones que son de conocimiento colectivo ni siquiera son considerados Steampunk en las áreas de investigación. Pero esta entrada no es para cuestionarnos sobre la valides de los conocimientos formales o menos formales, sino para hablar acerca del Gaslight o Gaslamp Fantasy,  vertiente que para algunos puede ser parte del Steampunk, mientras que para otros no.

Personalmente, como colectivo,  no conocíamos el Gaslight, nos encontramos con él cuando nos sumergíamos adrenalínicas a través del campo fértil del Steamgoth. Muchas de las publicaciones literarias de Cetáceo Negro dan cuenta de la manera en que la corriente más oscura del steam nos sedujo. El Gaslight fue algo que pasamos de largo, como rosando, sorprendidas de otra versatilidad, pero estábamos demasiado obsesionadas con científicos reviviendo cadáveres, monstruos raptando niños; que agarramos el concepto “Gaslight” y lo encerramos bajo llave en nuestro baúl de cosas que definitivamente teníamos que revisar.

Después de mucho investigar, hoy sabemos que el término nace en el 2006, y que  desde entonces se ha vuelto muy popular (como casi todo lo que tiene que ver con el Steampunk), pero su nacimiento no estuvo exento de polémicas y cuestionamientos, como: ¿Es o no parte de la corriente?, ¿La estética era suficiente para hacerlo parte del Steampunk, ¿Dónde estaba el punk? ¿Qué significaba el punk? ¿Era suficiente el steam?

Sus acuñadores, Kaja Foglio y Phil Foglio, utilizaron el concepto por primera vez porque intentaban desligar su comic                   “GirlGenius”(2006)  de las obras Steampunk que se habían realizado hasta entonces. Su trabajo, aunque en un contexto neo victoriano, no profundiza tanto en las estructuras sociales, temáticas finiseculares u otros elementos particulares del Steampunk, sino que se centra en la magia, en el desarrollo romántico de sus personajes, aventuras y personalidades; al ser más suave que el Steampunk tradicional el término les pareció adecuado.


Con el tiempo, y tratando de definir mejor que significa el término, se le comenzó a reconocer como una línea que “Se centra en la visión romántica de aventura, magia, mitología popular mezclado con algo llamado ciencia loca o Green lantén .” (Inmunsapá,2012: 16) Por lo que,  Gaslight sería una versión más suave del Steampunk, que mantiene su estética pero carece de algunas de sus características más “revolucionarías”. De la misma manera, se aferra a elementos que se relacionan con la “ciencia loca” o “tecno-fantasy”, un concepto que mencionábamos en nuestra primera entrada acerca del Steampunk, y que hace referencia a toda  la ciencia imposible de materializar en la realidad, como: seres humanos que funcionan a base de biotecnología de engranajes o vapor; donde el metal,  la piel y los órganos parecen fundirse como uno en un contexto imposible. Barcos zeppelín o maquinas del tiempo son otros de los objetos que componen este universo. Pero la tecnología no es la única que se ve afectada,  en un punto de esta ruta la fantasía toma el control y aleja la trama de las armas para dar comienzo al nacimiento de criaturas y raros tipos de humanos, como: hadas,  golem y otros seres mágicos propios de los cuentos de hadas, y esta es una de las características que ha ido tomando más fuerza en el Gaslamp Fantasy. 

La pregunta que nos hacemos ahora es ¿Cómo se relaciona esto a las bases anteriores del Steampunk, con las vertientes  y sus etapas? Sabemos que el Steampunk nace, como término,  desde una ironía hacia el cyberpunk, y que se desarrolla hasta los noventa con dos premisas: La primera enmarcada en ¿Qué hubiese sucedido sí…? Y la segunda, como rescate de una época que se considera dorada para el periodo europeo, siglo VXII-VXIII. Después de los noventa las manifestaciones del Steampunk se caracterizaron por mostrar el lado B de la época en la que se contextualizaban,  se volvió más punk que steam. Por su parte, ya en el 2000, el Steamgoth rescata la esencia de aquella época que se debatía entre el positivismo y el espiritismo, hablamos del auge de la época romántica: muerte, doncellas en desgracias, sacrificios, monstruos,  la emocionalidad a flor de piel. Pero ¿Y el Gaslight? ¿Con qué nos conecta en esencia a la época victoriana?


Gaslight Gatherine 2011- Foto de Mr. Muggles en Flickr 

Resultado de imagen para gaslight steampunk expo
Los siglos XVII-XVIII se caracterizaron por estar enmarcados por la expansión, la gente se embarcaba en grandes cruzadas para descubrir el mundo. El aire romántico, la rica tradición folklórica europea y el choque de culturas hicieron inevitables que la imaginación pasara a convertirse en parte de la racionalidad, además de la necesidad de escapar de un contexto increíblemente opresivo (por lo menos en Inglaterra). Los  magos, las médium, los cazadores de médium y escritores, todos ellos encontraron su lugar en esta época, personajes como John Nevil M., Arthur Conan D. y  los hermanos Davenport alcanzaron su fama.  Aunque se cree que este tipo de creencias semifolklóricas tenían más relación con las clases más bajas, fue el aburrimiento de la clase alta de la época lo que proliferó cualquier relación de lo sobrenatural con lo cotidiano, normalizando la existencia de a fantasía hasta en niveles académicos, como bien menciona El investigador (2012), en su reportaje Expediente –H , al dar cuenta de la investigación que se llevó a cabo para comprobar la existencia de las hadas. 




Fotografías de Elsie Wright y Francés Griffiths (Más información en el artículo Expediente -H en la revista El investigador ) 












El reconocimiento formal del Gaslight aún está en disputa, a pesar de todo lo antes mencionado, pero si nos preguntan a nosotros,  consideramos este mundo como una de las muchas ramas de esta estética, su conexión con la tecnofantasy, con el contexto victoriano, su estética neovictoriana, sus personajes arquetipos y sus escenarios son parte de decenas de otras obras que perfectamente pueden encontrarse dentro del Steamgoth o Steampunk.

 Y ustedes, lectores. ¿Qué piensan acerca de un hada Steampunk oculta en los jardines de su ciudad? 




Bibliografía:


El investigador: Inmunsapá (2012) Gaslamp Fantasy, la fantasía en el Steampunk. pag. 16
                                                     (2012) Expedente-H pag. 11-14
Cotplay et all. (2016-2017) Gaslight. steampunkjournal.org. http://steampunkjournal.org/?s=gaslight

Gámez, L. (2013) John Nevil Maskeyne, el mago de la era victoriana que desenmascaraba médiums. Magonia. com. http://magonia.com/2013/05/16/john-nevil-maskelyne-el-mago-de-la-era-victoriana-que-desenmascaraba-mediums/
(2017) Gaslight Steampunk Expo. gaslightexpo.org. http://www.gaslightexpo.org/community-activities/
Kajafolio (2006) Dirt, collection Vol. 5 Furniture and Gaslamp Fantasy. kajafoglio.livejournal.  https://web.archive.org/web/20070313103808/http://kajafoglio.livejournal.com/60562.html

     (2006) http://www.girlgeniusonline.com/ 

Pavesic, C. (2017) Gaslight and Grimm: Steampunk Fairy tales. steampunkcavaliers.com. http://www.steampunkcavaliers.com/tag/gaslight/

Perschon, M. (2009-2010) Gaslamp Fantasy. steampunkscholar.  http://steampunkscholar.blogspot.cl/search/label/Gaslamp%20Fantasy  

sábado, 18 de marzo de 2017

Bitácora del Capitan: Steampunk Hands Around The World


Bitácora del capitán:

Con motivo del #SteampunkHandsAroundTheWorld, Cetáceo Negro cogió su botín y se embarcó rumbo a la aventura de revivir las juntas de steampunkers de la Región de Valparaíso, Chile, como no se hacía en muchos años.
Fue una idea que hizo mucha ilusión dentro del grupo, ya que por primera vez en dos años se reunirían los integrantes de Steampunk Valparaíso en la emblemática Quinta Vergara. La organización de Cetáceo Negro estaba expectante, por supuesto, ya que años atrás la convocatoria no había sido muy buena; pero sorprendió gratamente la cantidad de tripulantes interesados en embarcar en esta aventura llegar el sábado 11 de febrero con atavíos y accesorios correspondientes a la estética steampunk, incluso más personas al encontrar al grupo reunidos disfrutando de un té y golosinas se acercaron curiosos y sorprendidos al encontrar una convocatoria de este interés que si bien no es poco conocido, sí es difícil de encontrar reunidos solo por el gusto de compartir.



Ubicados en el sector del Museo Arlequín para extender manteles y comenzar la hora del té con bocadillos, se hicieron las presentaciones correspondientes según la consigna de este Steampunk Hands Around the world, que rezaba conocer cómo esta corriente había influenciado en nuestras vidas y nos había inspirado. Varios al presentarse concordaron que los primeros acercamientos a ella había sido a través de películas (Como Wild Wild West, Volver al futuro 3, La liga de los caballeros extraordinarios), animé (D. gray-man), videojuegos (como la franquicia de American McGee's Alice, muy popular dentro del grupo)  y cómo estas nos habían revelado un mundo completamente acorde al entorno territorial en el que vivimos en la región de Valparaíso en su posición como antigua colonia británica y cuya arquitectura patrimonial fue muy influenciada por los cánones del siglo XIX, del que se podía tomar como base para desarrollar el imaginario steampunk porteño. .






Al final de la junta, Cetáceo Negro presentó el tercer volumen de la edición de su popular Gacetín, inspirado en la temática del amor (a propósito del próximo 14F cercano a la fecha de la convocatoria) en donde se reflejaba el sentimiento amoroso desde la perspectiva steampunk territorial de la región. En esta ocasión, dicho volumen fue otorgado a los presentes como un regalo por su asistencia y la buena onda.

Sin duda, el futuro (o mejor dicho, el retrofuturismo en el caso actual) parece prometedor. Los asistentes acordaron reunirse con mayor regularidad para compartir con el mundo lo que el steampunk nos ha enseñado. Solo queda emprender rumbo a todo vapor, izar las velas y elevar anclas.









________________________________________________________________

Captain's log:

On the occasion of #SteampunkHandsAroundTheWorld, Cetáceo Negro took its booty and embarked on the adventure of reviving the steampunkersmeetingin the region of Valparaiso, Chile, as it wasn´t happened  in many years.

It was an idea that made much excitement, since for the first time in two years the members of the Valparaíso Steampunk group would meet in the emblematic Quinta Vergara. The Cetáceo Negro organization waswaiting anxiously, of course, since years ago the call didn´t work very good; But it was a pleasant  surprise  the number of crew interested in embarking on this adventure to arrive on Saturday 11 of February with costumes and accessories corresponding to the steampunk aesthetics, even more people joined in place finding  the group meeting enjoying tea and goodies, they came curious and surprised to find a call of this interest that although it is not little known, it is difficult to find reunited people just for the pleasure of sharing.












Located in Harlequin Museum sector to spread tablecloths and start tea time with sandwiches, the corresponding presentations were made according to the slogan of this Steampunk Hands Around the world, thatstated  to know how this trend had influenced in our lives and had inspired us .Several people when presenting themselves  agreed that the first approaching  to it had been through films (such as Wild Wild West, Back to the Future 3, The League of Extraordinary Knights), anime (D. Gray-Man), video games (as the franchise of American McGee's Alice, very popular within the group) and how they had revealed a world completely in line with the territorial environment in which we live in the region of Valparaiso as a former British colony whose patrimonial architecture was heavily influenced by the canons of  XIX century, which could be taken as a basis to develop the imaginary “steampunkporteño”.












At the end of the meeting, Cetáceo Negro presented the third edition volume of its popular gazette, inspired by the subject of love (in relation to the next 14F close to the date of the call) in which the loving feeling from the territorial steampunkperspective of the region was reflected. On this occasion, this volume was given to the participants as a gift for their assistance and good vibes.

Undoubtedly, the future (or rather, retrofuturism in the present case) seems promising. Attendees agreed to meet more regularly to share with the world what steampunk has taught us. All we have to do is set out on course full steam, hoist the sails and raise the anchors.






jueves, 9 de febrero de 2017

Repost, una pausa para los viajeros.

La cafetería Repost está ubicada en Calle Arlegui 262, es un local acogedor en donde puedes pausar tus aventuras para saciar el infernal calor del verano, o para entibiar las frescas noches de febrero. La gracia de este lugar es que aparte de contar con un exquisito menú, puedes también complementar todo con una gran variedad de juegos de mesa. Si la temática steampunk es lo tuyo te recomendamos el juego "Tiket to ride" en donde tendrás que crear rutas ferroviarias para acumular puntos y ganar la partida.
* tablero final de una partida de "Tiket to ride"

A partir de esta semana, si quieres enterarte de las últimas noticias steampunk de la región , puedes solicitar en mesón uno de los gacetines publicados por nuestro colectivo. 


Ya lo saben estimados viajeros, si en algún momento necesitan recargar combustible y buscar algunas provisiones no duden en acudir a Café Repost.

https://www.instagram.com/p/BQTL3DHDP0E/

martes, 24 de enero de 2017

We're back!

Ha transcurrido un largo tiempo desde nuestra última actualización, y por lo mismo mucho le ha ocurrido al comité editorial de Cetáceo Negro. Pero no he venido a hablar de nuestras aventuras, quiero que hablemos sobre el nuevo evento global de Steampunk llamado “Hands Around the world”
Por cuarto año este evento se hace presente para animar y unificar a la comunidad a nivel mundial y al igual que como lo hicimos el 2015, este año volveremos a participar. Este 2017 el llamado es  “Making life Better” y apunta a compartir cómo el steampunk ha marcado la vida de cada uno, cómo esta estética nos inspira y cómo de manera directa o indirecta inspiramos a otros. Durante todo el mes de febrero el hashtag #SteampunkHands y #SHaW se tomará las redes sociales demostrando la participación de cada uno. Como este es un evento mundial, se recomienda escribir en el idioma original e inglés para llegar a todos los rincones posibles.
Ahora. ¿qué hará Cetáceo Negro? Como colectivo hemos querido realizar una junta para poder compartir todas estas experiencias a nivel regional. La comunidad Steampunk en Chile es bastante grande pero se centra generalmente en Santiago (como la mayoría de las cosas)  y es por esto que queremos hacer el llamado a participar el día 11 de febrero en la Quinta Vergara a las 15:00 hrs para que hagamos comunidad, compartamos estas experiencias que nos ha dejado todo este mundo de vapor, tuercas y zepellines.
Esperamos que esta sea la primera de muchas reuniones en la V región y que poco a poco seamos más integrantes de este mundo.

Para ver el evento de facebook click aquí

domingo, 12 de julio de 2015

Cadáveres Mecánicos | III. El corazón de Mariana

III . El corazón de Mariana

Mariana despertó escuchando un ruido desde el tercer piso. Como si alguien estuviera caminando con paso firme arriba. Adormilada, solo podía recordar que el cuarto de arriba pertenecía a su institutriz. Suspiró: el recuerdo de su madre siendo absolutamente exigente en lo referente a su educación y el de la joven y asustada maestra recién salida de escuela que intentaba llenar las expectativas de una madre insegura de las cualidades para el matrimonio de su hija se le vinieron a su cabeza ¡Y la pobre muchacha se desvelaba noche tras noche estudiando para enseñarle bien!

«¡Qué devoción más grande la de ella!», pensaba ¿Esa misma devoción debía profesarle al que sería su futuro marido, acaso su primo? Mariana, así como desconocía el real significado del amor, también se desentendía del significado de la pasión. La misma pasión que su abuela paterna, escudriñando con malicia, dio como razón al enamoramiento de su padre que causó que él se quedara en Valparaíso con su madre y se casaran. La pregunta se instauró en su cabeza: ¿era la pasión lo mismo que el amor?

Mariana se levantó descalza con el traje de dormir trastabillándole a ratos. Su madre, empecinada en que era más alta, le había encargado desde Paris uno mucho más largo del que ella necesitaba, razón por la que no se le veían los pies al andar. Al menos esa era la razón por la que pensaba le quedaban grandes, pero una noche escuchó decir a las sirvientas que a la ama le avergonzaban los pies de araucana de su hija y se negaba a que su futuro esposo la vierta descalza.

« ¡Ay, madre mía! ―pensaba la jovencilla demasiado inocente― ¿Cómo Roland va a verme en pijama si solo lo uso de noche, cuando cada uno duerme en su habitación? »

Se acercó de puntillas hasta el piso de arriba. Afuera, por la rendija de la puerta, se veía la luz encendida de la habitación de su institutriz. «Qué raro», pensaba mientras se acercaba  a la puerta, «Hace mucho que empezó la hora de dormir». Asomó un ojo para mirar qué sucedía. Lo que vio allí cambió por completo la impresión que tenía de su institutriz.

Ella estaba besando a un hombre atractivo que traía sobre él el aroma de la libertad y del viento.
¿Por qué le costaba tanto asimilar aquella imagen que estaba viendo con la impresión que tenía de su institutriz? A la siguiente mañana, a la hora del desayuno, con los ojos de rubíes de su pequeña mascota artificial mirándola curioso, se preguntaba por qué no era capaz de ver ni saludar con sinceridad a Susana a pesar de que ella no le había hecho nada,  pero de alguna manera que no se podía explicar, había destruido el castillo de naipes que construyó en torno a su realidad.

Esa mañana se sentaron a la mesa en un silencio mutuo ante la normalidad de una escena cotidiana: su madre hablando con su padre, las criadas atendiendo sin hacer ruido mientras su institutriz se quedaba mirándola en silencio, culposa. Y ella le respondía con  silencio de alguien que vio lo que no debía verse.

¿Podía la pasión de un amor ser compatible con la independencia? Hasta esa fecha, siempre había pensado que una mujer debía elegir una de las dos y no sabía por qué había albergado ese pensamiento tantos años. Nadie tampoco le había dicho lo contrario.

¿Podría amar a Roland y ser feliz al mismo tiempo a pesar de ser para él solo un objeto que no puede y que desea tenerse?  Pensaba en su primo con cierto desasosiego, con una tristeza antes desconocida para ella que había comenzado con su llegada y que aumentaba al paso de los meses en que estaban lejos. Roland afirmaba ser infeliz sin ella, pero ella creía que la felicidad  no dependía de una persona, sino de muchas. Roland podía ser Roland sin ella, pero ella no podía ser Mariana sin él.

¡Qué triste era la vida cuando tu objetivo era contentar a otro antes que a ti mismo!

XOX

― ¿Sabes qué te haría bien, hija mía? ―le dijo su madre una noche de invierno al calor de una chimenea―. Aprender piano, como cualquier señorita de Europa ¿os imaginas lo feliz que será Roland cuando le alegréis las tardes tocando para él tras  una ardua jornada de trabajo? ―le decía, con entusiasmo reflejado en los ojos. Mariana pensaba que su madre se oía ridícula cuando intentaba imitar el acento español como en aquella ocasión. No importaba que hubiera renunciado a hablar en inglés,  el español peninsular tampoco le quedaba bien.
Mariana no dijo nada y guardó silencio. Las buenas niñas no respondían a sus madres aunque sus opiniones fueran contrarias a las de ellas.

― ¡No se diga más! ―aclamó con entusiasmo poco propio de una señora tan distinguida como ella―. Mañana mismo te llevaré con la maestra que vive aquí cerca: es una hermosa joven norteamericana ¡Pobrecita ella! ―se abanicó tal como lo hacía cuando iba a incurrir en inferencias que no correspondían―. La pobre es tan bella, pero tiene una cojera que le hace andar con un bastón de un lado para otro ¡tan joven y en edad de prometerse! ¡Y arruinada, completamente arruinada! ―se abanicó, como si un mal recuerdo la invadiera de pronto―. ¡Pero la oyeras tú tocar, cómo toca esa muñequilla! ¡Si hasta parece una con esos ojos azules, esos rizos y esa carita de porcelana fina! ¡Pero con esa suerte de ser coja ya está acabada!

Marina guardó silencio porque sabía que su palabra no tenía lugar en esa escena. Desvió la mirada hacia el fuego, como si entre sus llamas se hubieran quemado los recuerdos de un pasado glorioso y le dolió la vista de tanto mirar.

XOX

Al día siguiente su madre la llevó con la maestra de piano con menos entusiasmo del inicial. Su esposo le había dicho que el piano que tenían de casa hace años que no tocaba bien una pieza, que era más un adorno que cualquier otra cosa y que con lo mala que estaba la economía debían aguantarse con usar el de la maestra hasta que pudieran permitirse uno que sí funcionara. A su madre se le puso roja la cara de vergüenza cuando tuvo que decirle a una de las criadas que fuera a la casa de la maestra y le dijera que cambiaran la ubicación de la reunión en su propia casa porque había sucedió un imprevisto en la suya. La madre pasó un tupido velo sobre ese asunto y ese día llevó a la casa más pobre del vecindario a su preciada y única hija.

La impresión que le causó ver al sirviente negro vestido de luto de la maestra norteamericana la dejó muda. Mariana no sabía si del horror o del espanto, o si acaso del mal recuerdo. El sirviente le mostró una sonrisa que dejó a relucir la blancura de sus dientes solo comparada con la parte blanca de sus ojos.

―Pasen. La señorita Johans las está esperando en el salón.

Marina y su madre fueron conducidas por los pasillos de una casa que hace muchos años había visto mejores riquezas. No tardaron en llegar al Gran Salón con la maestra esperando sentada frente al piano de cola. Esa sola pieza restauraba toda la gloria que de antaño había poseído esa casona.

―Bienvenida, Mariana. Soy Emma Johans―le sonrió, hablando con un agraciado acento norteamericano, abandonando la mano que apoyaba en su bastón y ofreciéndosela para saludar―. Voy a ser tu maestra de piano desde hoy, si a tu madre le parece, por supuesto.

Mariana no sabía qué hacer. Nunca había visto a una mujer tan hermosa antes, como si un día una de las muchas muñecas móviles que le obsequiaban hasta su primo cobrara vida y le restregaran su belleza  frente a la paupérrima hermosura que ostentaba, solo presentable gracias a las suntuosas ropas que su padre se encargaba de importar especialmente para ella.

Se preguntó entonces si sus padres estaban conscientes de que tenían una hija fea.

Su madre la dejó sola esa tarde para que comenzara sus clases. Desde el principio tenía la impresión de que tanto ella como su madre sabían que no iba a resultar, porque tenía los dedos de india de su abuela y de su madre, que era torpes sobre un artefacto tan delicado como ese. Sus manos no se parecían en nada a los de su maestra, tan hermosos y diestros al ubicarse sobre las teclas y tocar.

―Al comienzo siempre es difícil ―la tranquilizó la maestra, notando su ansiedad. Los pasos al fondo del corredor le hicieron pensar que su mascota mecánica la había ido a buscar desde su casa y se giró sobre el banquillo, pero solo se encontró al sirviente negro caminando hacia ellas para ofrecerles el té de la tarde.

«Qué raro», pensó. «Esos pasos parecían hechos con acero» Miró al sirviente y este le devolvió la sonrisa de la misma forma en que lo había hecho con su madre antes.

Había algo en ese cuadro costumbrista que no le calzaba del todo, una pieza perdida. La encontró cuando el jardinero, o quien parecía ser el otro sirviente, entró por la puerta trayendo un ramo de rosas rojas del color más rojo que jamás hubiera visto para poner en el jarrón vacío de una de las mesitas, el único que no estaba adornado.

Pero no fue la belleza de las rosas ni mucho menos la espalda de aquel joven lo que llamó tanto su atención: fue el ver la piel que no era piel sino metal descubierta bajo la camisa arremangada del brazo que olvidó bajarse antes de entrar a la casona a la vista de todos los presentes. La boca se le abrió involuntariamente y tuvo que morderse el labio para no gritar cuando el sirviente se giró y vio que no tenía ojos sino una máscara metálica encima de las cicatrices sobre la nariz.

«Un cadáver mecánico», pensó asustada ¡Con razón aquella casa tenía tan mala fama a pesar de la belleza de su dueña! ¡Y cómo osaba a pesar de su hermosura cometer semejante blasfemia, tener uno de esos impíos bajo su techo! Miró al otro, al sirviente de color que llevaba el entrecejo fruncido ¿Y qué había de ese, estaría igual de muerto?

Volvió el rostro hacia la maestra que bebía el té de forma natural como si no le extrañara para nada esa escena. La miró de vuelta sin entenderla en el instante en que el segundo sirviente se quedó quieto temblorosamente, con el ridículo sombrero de paja dando vueltas en sus manos que tampoco eran humanas, dudoso a causa de su error, tan fuera de cuadro, observándolos a los tres como algo indeseable que no debe verse. La maestra al entenderlo palideció un segundo no de miedo sino que de indulgencia.

―Las cosas no son lo que parecen, Mariana. Las imágenes no son más que otra ilusión de la mente. ―Dejó la taza de té y el plato de nuevo a la bandeja  para levantarse como un pajarillo herido con el ala rota hasta apoyarse en el bastón y caminar hacia el segundo sirviente inmóvil―. Existe más de una forma de morir….

Miró los tres rostros tan diferentes el uno del otro ―o más bien, los dos rostros y la máscara de acero― y comprendió que había más de una cosa que debía ocultarse entre los muros de esa casa.

martes, 7 de abril de 2015

SATUNSAT I




   -.Chopa Sanchez G. 


STC Rubí.

            Murieron tres esta semana: Segundo Ponce cayó por la borda cerca de Arica; Segundo Schultz tuvo un infarto a mitad de semana y Segundo Mukarker, el turco, dejó de respirar mientras fregaba un pasillo en el piso cuatro.
            —¿Qué coincidencia será esta, compare Lunita?
            —Son hueas nomás, Toquero…
            —¿Conoce usted al Marmaja?
            —¿El padrino del finao Barrera?
            —El mismo viejo mañoso… Voy a ir a verlo pa’ tomarnos unos vinos.
            Trona la maquinaria y ambas figuras se enjugan las frentes grasientas junto a la caldera. Toquero fuma apoyado en su pala y Luna está sentado liando tabaco.
            —Póngale un trago compare, Lunita, lo veo con sé’.
            —Que le va uno a hacerle…
            —Mañana almuerzo allá arría.
            —¿Y Burgui?
            —Jajaja. ¿Qué me va a decirme, compare Lunita? No diga hueas, compare Luna, uste’ sabe como soy yo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...