martes, 23 de mayo de 2017

De inventos y otras historias que inspiran…



Gracias a su naturaleza curiosa y creativa, el ser humano ha desarrollado inventos y/o descubrimientos  que han modificado su vida a lo largo del tiempo y revolucionado su futuro. Los primeros tenían relación directa con la forma en que se comunicaba con la naturaleza y la cotidianidad, por lo que estos fueron indudablemente de tipo práctico. Sin embargo, una vez dominado el entorno, su espectro imaginario fue más allá de control de los ríos o el ganado, y se centro en generar bienestar común o satisfacer su curiosidad, por ejemplo: la astronomía y la imprenta se desarrollaron por el sigo IV cambiando la forma en que se concebía el mundo y la información, el acceso a la educación. Y hacía el siglo XVII nos encontramos con uno de los inventos que revolucionaron el transporte y las maquinarias, la creación de James Watt: ¡la máquina a vapor!


                                                  Maquina de vapor de Watt (1767)

Pero fue entre los siglos XVIII-XIX que se desarrolló la percepción que hoy se tiene de la ciencia y la tecnología.  La humanidad, entonces, estaba hambrienta de fama, aventura y creación.  Por lo que,  no es extraño que entre los años 1800-1900 se levantaran voces desde Chile,  gritando con euforia el nacimiento de sus propias invenciones, algunas de ellas incluso alcanzando fama internacional.  

El Steampunk, además de obtener la estética neo-victoriana de esta época, podría fácilmente alimentarse de la gran cantidad de personajes y relatos del imaginario histórico. Perfectamente, podríamos mirar hacia atrás e inspirarnos en elementos que van más allá del estereotipado engranaje y las reutilizadas lámparas de gas. Es por esto, que reflexionando acerca de las líneas de investigación que queremos desarrollar como colectivo, Cetáceo Negro, ha decidido no solo centrarse en la estética literaria que rescata lo victoriano sino que tomar en cuenta la forma en que Chile vivió este momento histórico, realizando un trabajo similar al que hacen los colectivos en E.E.U.U rescatando el Wild West, en  México la revolución Mexicana, en India la cultura y tradición, o en Japón su estética particular. Por lo tanto,  creímos necesario voltear a  propias raíces y descubrir las riquezas que entrega Chile.            
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...